Apoloscopio's Blog

Living on video.

Posted in Uncategorized by apoloscopio on junio 18, 2010

(Holly) Wikipedia resume la historia del video así:

* 1920: Oskar Fischinger y una corriente de creadores europeos de los años 20 sientan las bases de la música visual, creando piezas de imagen para temas musicales preexistentes. Son pioneros del formato de videoclip.
* 1930: Carlos Gardel graba diez canciones en Argentina capturando a la vez imagen y sonido.
* 1940: Walt Disney crea la película Fantasia, mezclando la animación y la música.
* 1941: Un nuevo invento llega a los bares y clubes de Estados Unidos: El Paroram Soundie es una rockola que reproduce filmes musicales junto con música.
* 1956: Hollywood descubre el género de filmes centrados en la música. Una ola de filmes de Rock & Roll empieza. (Rock Around the Clock, Don’t Knock the Rock, Shake, Rattle and Rock, Rock Pretty Baby, The Girl Can’t Help It), y los filmes famosos de Elvis Presley Algunos fueron presentaciones musicales dentro de una historia, otras fueron shows de revista.
* 1960: En Francia se fabrica la reinvención del Soundie. Se rebautiza como Scopitone, y da la posibilidad de seleccionar entre varias piezas en soporte cinematográfico. Tiene gran éxito en Francia.
* 1962: La Televisión Británica inventa una nueva forma de programas musicales. Shows como Top Of The Pops, Ready! Steady! Go! y Oh, Boy les dieron el camino a varios artistas y se convirtieron en grandes éxitos.
* 1964: La Televisión estadounidense adapta este formato. Hullabaloo fue uno de los primeros en este tipo, seguido por Shindig! (NBC) y American Bandstand.
* 1966: Los primeros videos conceptuales son transmitidos, como “Paperback Writer” y “Rain” de The Beatles. En 1967, salieron videos más ambiciosos como “Penny Lane” y “Strawberry Fields Forever”. Este último es considerado el primer video musical de la historia.
* 1970: Las industrias discográficas empezaron a producir “promos”, primeros videos musicales que empezaron sustituyendo las presentaciones en vivo de los artistas en los programas de televisión.
* 1970: El grupo musical catalán La Trinca graba el primer videoclip de España, con la canción Tots som pops.
* 1974: El grupo sueco ABBA (que es considerado un pionero en este género), graba sus dos primeros videos: Ring-Ring y Waterloo, sin embargo fue hasta un año más tarde, con el video de Dancing Queen, que los videos se convierten en algo rentable para la promoción de los sencillos del grupo.
* 1975: El grupo Queen, lanza “Bohemian Rhapsody”.
* 1981: MTV, el primer canal de videos musicales las 24 horas, sale al aire. Inicialmente, pocos operadores de cable lo tenían, después se volvió un mayor éxito e icono cultural. El primer video que emiten es Video Killed the Radio Star del grupo The Buggles.
* 1982: Mecano graba el primer videoclip en español, “En tu fiesta me colé”.
* 1983: Aparece el video “Thriller” de Michael Jackson, que marca un antes y un después en la industria del videoclip, brindándoles una temática y revolucionando la forma de hacerlos.
* 1995: MTV empieza a nombrar a los directores de los videos musicales.

El video musical como género ha tenido una evolución fugaz, prácticamente se ha desarrollado desde la segunda mitad de la década de los ochenta en adelante, pasando por un sin fin de estilismos, hasta convertirse en los mini films que disfrutamos ahorita, o establecerse como género cinematográfico, con directores como Baz Luhrmann o Rob Marshall, cuyas películas son un gran video, gracias a Dios.

Como todo movimiento artístico, el video también ha tenido que enfrentarse contra la censura y la crítica, porque obviamente, el vaticano, PETA, y demás organizaciones del ocio, tienen que buscar algo en que ocuparse. La censura a un video musical, lejos de restarle popularidad, le suma interés, dando paso a lo que pareciera la mejor estrategia de mercadeo para dicho género. Más allá de un método publicitario, el video se ha transformado en un discurso, con la existencia de artistas que han formado toda una estética y un lineamiento, en torno a su videografía, y cuyos trabajos audiovisuales, son símbolo de escándalo, impresión y éxito.

Bjork – Pagan Poetry from samoa on Vimeo.

Como espectadores de la “generación del video” cada vez somos más difíciles de sorprender, atrás quedaron las épocas de los videos con imágenes de conciertos, la ochentera saturación del color y el cross processing, MTV nos educó, con la tutoría de Anton Corbijn, Michel Gondry, Johan Renck, Floria Sigismondi, Chris Cunningham, Spike Jonze, Jonathan Dayton, Valerie Farris, Mark Romanek, Jonas Akerlund y Sophie Muller. A cuarenta años de la “creación” del video, to live on video you gotta make an impression baby.

M.I.A, Born Free from ROMAIN-GAVRAS on Vimeo.

Toy Story

Posted in Uncategorized by apoloscopio on junio 17, 2010

Cuando yo era chiquito estaba en pleno auge el Nintendo Family Computer (Famicom), y uno jugaba Mario Bros. y soplaba los cartuchos cuando no los leía bien, luego vino el Nintendo Entertainment System (NES) y uno jugaba Duck Hunt con la pistola naranja que era una belleza. Ya luego vino el Super Nintendo (que era mi favorito) con juegos como Super Street Fighter y Mortal Kombat 3, que era todo un suceso para mi generación, tenía un sinfín de comandos que los muchachitos se aprendían de memoria (yo nunca logré uno) para sacarle los ojos, empalar, degollar, picar en cuadritos, partir en dos, sacarle el cerebro, entre otras cosas, a su oponente, y así todos tuvimos una infancia sana y feliz.

Bien es cierto que la violencia es un lugar común durante la infancia, y no es para menos; desde pequeños se nos enseña que en los juegos hay buenos y malos, que los malos utilizan armas y para poder combatirlos necesitas, armas también, que la finalidad es obtener el triunfo, y aquél que triunfa, se queda con la chica. Nos criaron según el cánon de policías y ladrones.

El miércoles 03 de Marzo de 2010 entra en vigencia en nuestro país, la Ley para la prohibición de videojuegos y juguetes bélicos, como medida preventiva ante desmedidas cargas de información e imágenes violentas que reciben los “hijos de la revolución”. No es que me oponga, al contrario, me parece admirable que se tomen medidas ante esto y protegernos de esta infancia 2.0, tan precoz que pareciera alimentada con Perrarina. Sin embargo me parece una medida extrema, desesperada e irónica, porque resulta que estamos en Venezuela, y en nuestro país el 19 de Abril se celebra el año Bicentenario con un desfile, como si fuera la parada de las rosas, pero con niños de doce años llevando un rifle, bueno, supongo que eso es lo que llaman “pedagogía socialista”.

De cualquier forma, la violencia siempre se ha dejado colar entre todos públicos, de las maneras más sutiles incluso: al lobo de Caperucita lo terminan abriendo para sacarle a la niña y la abuelita de su estómago, Barbazul degollaba a sus esposas y colgaba sus cabezas en las paredes de una habitación de su castillo, Hansel y Gretel arrojan a la bruja al horno y la queman viva, Peter Pan lleva consigo un cuchillo y amenaza de muerte al Capitán Garfio. Tomando esto en cuenta ¿Representarían los cuentos clásicos infantiles para el gobierno un juguete bélico? ¿Serían los Hermanos Grimm o Hans Christian Anderssen unos provocadores y desestabilizadores? Tendremos que esperar entonces hasta que se les ocurra promulgar una Ley en contra de los cuentos infantiles.

No estoy en contra de la Ley, aunque lo pareciera; me parece una medida desesperada para justificar actos desesperados. Si la finalidad es tomar precauciones en contra de la violencia, he de recordarle a nuestro gobierno que dentro de las definiciones de “violentia” existe una muy particular: Violencia Cultural, habla de aquella que legitimiza el uso del arte, la religión, el credo, las ideologías, para violentar la vida, haciendo énfasis en la legitimidad del Estado para tomar medidas en contra de la ciudadanía. Por otra parte, existen aspectos del plano social que merecen mayor atención, como promulgar una Ley del peatón, que exija cruzar por el rayado, o una Ley para la optimización de espacios públicos, que multe a quienes arrojen desperdicios en la calle, en fin, si tan sólo yo fuera Ministro de la Cultura.

Come on, dejad que los niños vengan a mí.